PNI - Psiconeuroinmunología

Aula de PNI - Psiconeuroinmunología

PNI - Psiconeuroinmunología

Trastornos digestivos funcionales

Para ver todos los vídeos de las Aulas Online, Congresos y Conferencias y FisioScience suscríbete a FisioCampus.
Si ya eres suscriptor, por favor inicia sesión.

(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Muchos de nuestros pacientes manifiestan síntomas digestivos como distensión abdominal, gases y estreñimiento, estos procesos condicionan la biomecánica de esa persona, por lo tanto, como fisioterapeutas debemos disminuir esta sintomatología para mejorar procesos del aparato locomotor.

Al comer, ocurre una pre-digestión en la boca, cuando los alimentos llegan al estómago ocurre el proceso de digestión neto con liberación de ácido clorhídrico, en el intestino delgado se libera bilis y enzimas pancreáticas, y el duodeno lleva los alimentos a ser absorbidos y sus desechos hacia su eliminación.

Pueden ocurrir 4 situaciones claves que ocasionan sintomatología en el aparato digestivo:

Hipoclorhidria

Es la falta de ácido clorhídrico en el estómago, necesario para la correcta digestión de los alimentos y el aprovechamiento de ciertos nutrientes. El ácido clorhídrico es importante para la digestión ya que digiere la mayor parte de las proteínas, es esterilizante (elimina gran cantidad de los patógenos que entran vía oral), aumenta la biodisponibilidad de vitaminas y minerales (como la vitamina B12, el hierro, el manganeso, el zinc…), y estimula la secreción del resto de jugos digestivos.

El estómago libera el ácido clorhídrico de la siguiente manera: las células G aumentan la producción de la hormona gastrina la cual induce a las células enterocromafines a liberar histamina –principal estimulante de liberación de ácidos en el estómago, entre ellos el ácido clorhídrico– y el propio ácido en el estómago frena la liberación de gastrina. Por lo tanto, si existe dificultad de liberación de ácido clorhídrico, va a ocurrir una acumulación importante de histamina con la consecuente susceptibilidad a reaccionar de manera alergénica a ciertos nutrientes.

La toma de ciertos medicamentos, como los inhibidores de la bomba de protones o “protectores gástricos”, puede ocasionar una hipoclorhidria; y como principal factor de riesgo tenemos las fracturas espontáneas debido a que el calcio también es un estimulante de liberación de ácido clorhídrico en el estómago y en situaciones de acidez sanguínea, el cuerpo va a degradar algo de hueso para liberar minerales, entre ellos calcio, que disminuyan el pH en sangre.

La sintomatología se caracteriza por: dificultad para digerir carnes, sensación de acidez o reflujo –debido a que por el equilibrio de pH entre el estómago y el esófago la válvula cardias se mantiene abierta–, eructos, flatulencias y/o distensión después de las comidas, y síntomas histamínicos postpandriales.

Las causas básicas de la hipoclorhidria son:

  • Consumo de los mal llamados protectores gástricos.
  • Infección/disbiosis estomacal (comúnmente del Helicobacter pylori). Ante esta proliferación, el cuerpo genera una respuesta defensiva produciéndose primero una hiperclorhidria que intenta mediante el ácido clorhídrico matar a la bacteria, cuando la bacteria resiste este mecanismo antibiótico esa respuesta inmunitaria agota la producción de ácido clorhídrico y atrofia la mucosa gástrica disminuyéndose la tolerancia al ácido y la producción de ácido clorhídrico, produciéndose finalmente una hipoclorhidria.
  • Desregulación de la unidad funcional duodenal como dificultades en la producción de enzimas pancreáticas y/o bilis que va a ser compensado mediante un trabajo excesivo del estómago hasta su agotamiento.
  • Ausencia de grasa o proteína en la dieta –alimentos que estimulan la producción de ácido clorhídrico.
  • Procesos de inmunidad/autoinmunidad que debilitan o atrofian la mucosa gástrica.

A parte de la clínica, podemos saber mediante tests si la persona está sufriendo de hipoclorhidria:

  • Heidelberg test: consumo de una cápsula de valoración del pH del estómago.
  • Test del bicarbonato: el ácido clorhídrico en contacto con el bicarbonato produce CO2, por lo tanto, si se consume un poco de bicarbonato al poco tiempo deberíamos eructar. Si a los 5 minutos de consumido el bicarbonato no ha ocurrido un eructo, quiere decir que hay falta de ácido clorhídrico.
  • Test del HCL betaína: si ante la toma, la sintomatología mejora, quiere decir que esa persona puede estar sufriendo de una hipoclorhidria.
  • Biopsia virtual/serología: en la sangre sustancias que sólo deberían estar en el estómago como la gastrina-17, el pepsinógeno y anticuerpo anti-helicobabter.

Las consecuencias tradicionales de la hipoclorhidria son trastornos digestivos funcionales, problemas digestivos, distensión abdominal, sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado, déficit de minerales, debilidad ósea, anemia ferropénica, entre otras.

El tratamiento básico de la hipoclorhidria comienza desde atacar la causa, comer con hambre para que el estómago trabaje correctamente, tender más a cosas crudas que cocinadas, suplementación para la hipoclorhidria funcional con betaína HCL con pepsina y para la infección por Helicobacter con betaína HCL con pepsina (dosis según test) o con probióticos en sobres.

Disfunción pancreática exocrina

Es la dificultad de liberación de enzimas pancreáticas. La función exocrina y endocrina del páncreas se retroalimentan tanto en la fisiología como en la patología. Las células acinares del páncreas son las encargadas de producir las enzimas digestivas y los islotes pancreáticos tienen la capacidad de producir insulina, glucagón y somatostatinas.

Los ácidos estomacales inducen a la liberación de la hormona colecistoquinina, la cual induce a la producción de enzimas pancreáticas y bilis en el duodeno. Si el páncreas comienza a cometer errores liberando antes de tiempo esas enzimas digestivas, se van a autodigerir a las células acinares.

Las causas principales son: sobrecarga digestiva, consumir antinutrientes (semillas de las plantas), trauma severo y consumo de alcohol o tabaco. Los principales síntomas clínicos son: heces grasas y que manchen (por malfunción de las lipasas), diarrea/estreñimiento, distensión abdominal, gases, mal aliento, síndromes de mala absorción (vitamina D, K y A, ácidos grasos poliinsaturados o PUFAs), disrupción endocrina.

La importancia clínica de la disfunción pancreática exocrina reside en que la funcionalidad del aparato digestivo condiciona la biomecánica, la carencia de nutrientes esenciales influye en el aparato locomotor y porque puede acabar afectando al metabolismo y produciendo una disfunción multiorgánica. Ante un daño pancreático, el páncreas liberas mensajeros –interleucina 1, tumor necrosis factoral, interleucina 6 y otras sustancias proinflamatorias– a la circulación portal que van a ser captados por el hígado que va a amplificar la respuesta.

El tratamiento por fases consiste en lo siguiente:

  • Fase 1: dar descanso y recuperar el páncreas exocrino espaciando las comidas, evitando los antinutrientes y suplementando con enzimas pancreáticas (aproximadamente 60 mil unidades por comida).
  • Fase 2: recuperación de nutrientes: PUFAs (pescado azul y carne de calidad) y vitaminas liposolubles (hígado de pescado o ternera).

Afectación de la vesícula biliar

Es la incapacidad de liberar suficiente bilis en el duodeno. El principal estímulo de contracción de la vesícula biliar y reciclaje de la bilis que se libera, es el consumo de grasas, por lo tanto, si en nuestra dieta no consumimos grasas va a ocurrir una precipitación de sales biliares en la vesícula, y cuando las consumamos no vamos a poder degradarlas.

Los síntomas clásicos son: eructos, gases, vómitos, falta de apetito (sobre todo a las grasas), reagudización de los síntomas a la palpación del punto colecístico, síntomas de toxemia y gases sin olor con estreñimiento. El tratamiento consiste en ingerir ácido málico (mediante el consumo de ampollas de vinagre de manzana), aceite de oliva en ayunas y hierbas amargas.

Sobrecrecimiento bacteriano

En el intestino delgado: ocasiona sobre fermentación de los alimentos con la consecuente distensión abdominal, gases y dispepsias. Los síntomas principales son: malestar digestivo, mal aliento, pérdida de peso, síntomas sistémicos e intolerancia a los carbohidratos simples.

Podemos diagnosticarlo mediante el test de hidrógeno y metano en gases pulmonares que consiste en consumir un carbohidrato de fácil fermentación y observar cuánto gas se expulsa por la boca, si expulsa más de lo esperable quiere decir que hay un exceso de fermentación seguramente causado por un sobrecrecimiento bacteriano.

El tratamiento consiste en espaciar las comidas, realizar la dieta Fodmaps que consiste en eliminar los carbohidratos durante cierto tiempo, regular la actividad enzimática y biliar y, si es necesario, realizar un tratamiento antibiótico/probiótico.

Suscripción a FisioCampus

  • PRECIOS EXCLUSIVOS
  • Visualizar todas las clases de todas las aulas
    Tantas veces como quieras
  • Descuento en suscripción a Clinic Cloud
    Software de gestión de clínicas
  • Visualización de Jornadas Clínicas
    Jornadas emitidas por streaming
  • Visualización del Congreso FisioCampus
    Congreso anual emitido por streaming
  • Acceso gratuito a Jornadas Clínicas
    Jornadas en formato presencial
  • Acceso gratuito a Videopapers FisioScience
    Hasta 20% de cada estudio
  • Descuentos en libros de fisioterapia
    Hasta 20% en nuestra tienda FisioStock.com
  • Acceso gratuito al Congreso FYD
    Congreso Internacional de Ftp. Deportiva
  • Descuentos en cursos presenciales
    Hasta 20% de cada curso
  • Descuentos en cursos online
    Hasta 50% de cada curso
  • Descuentos en productos de fisioterapia
    Hasta 20% en nuestra tienda FisioStock.com
  • Formas de pago
  • Comprar Suscripción
  • Visualizar todas las clases de todas las aulas
    Tantas veces como quieras
  • Descuento en suscripción a Clinic Cloud
    Software de gestión de clínicas
  • Visualización de Jornadas Clínicas
    Jornadas emitidas por streaming
  • Visualización del Congreso FisioCampus
    Congreso anual emitido por streaming
  • Acceso gratuito a Jornadas Clínicas
    Jornadas en formato presencial
  • Acceso gratuito a Videopapers FisioScience
    Hasta 20% de cada estudio
  • Descuentos en cursos online
    Hasta 50% de cada curso
  • Comprar Suscripción
  • Comprar Suscripción
  • Visualizar todas las clases de todas las aulas
    Tantas veces como quieras
  • Descuento en suscripción a Clinic Cloud
    Software de gestión de clínicas
  • Visualización de Jornadas Clínicas
    Jornadas emitidas por streaming
  • Visualización del Congreso FisioCampus
    Congreso anual emitido por streaming
  • Acceso gratuito a Jornadas Clínicas
    Jornadas en formato presencial
  • Acceso gratuito a Videopapers FisioScience
    Hasta 20% de cada estudio
  • Descuentos en libros de fisioterapia
    A partir de febrero de 2017
  • Acceso gratuito al Congreso FYD
    Congreso Internacional de Ftp. Deportiva
  • Descuentos en cursos presenciales
    Hasta 20% de cada curso
  • Descuentos en cursos online
    Hasta 50% de cada curso
  • Descuentos en nuestra tienda online
    A partir de febrero de 2017
  • Comprar Suscripción