Eficacia de la punción seca en el tratamiento del síndrome de dolor miofascial

Eficacia de la punción seca en el tratamiento del síndrome de dolor miofascial
arriba
Me gusta
78
2
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

El síndrome de dolor miofascial crónico es una de las causas más comunes de presencia de dolor musculoesquelético crónico. Por lo tanto, es uno de los problemas por los que más consultan los pacientes en terapia de rehabilitación, ya que debido a su intensidad y persistencia en el tiempo, suele ser un gran problema que afecta considerablemente su estilo y calidad de vida tanto en el ámbito personal como en el ámbito laboral.

Frecuencia del síndrome de dolor miofascial

Es mucha la evidencia que culpa al síndrome miofascial. Rosomoff et al, encontraron que más del 90% de 34 pacientes con cervicalgia crónica presentaban síndrome de dolor miofascial (1). El tipo más frecuente de cefalea crónica, la cefalea tensional, está relacionada con la presencia de puntos gatillo miofasciales en la musculatura cervical y craneomandibular (1). Entre el 56% de 134 pacientes diagnosticados de síndrome doloroso regional complejo presentaba síndrome de dolor miofascial (1).

El síndrome de dolor miofascial se ha estimado que está presente en el 9% de las consultas de Atención Primarias, y hasta en el 87% de una consulta especializada de dolor (3). Por tanto, se considera que el síndrome de dolor miofascial se ha convertido en la sociedad actual, en un grave problema de salud pública.

No ha sido fácil encontrar un método de tratamiento que realmente ataque la raíz del problema de manera eficaz, sin embargo, la punción seca ha demostrado tener una importante efectividad dentro del protocolo de tratamiento del síndrome de dolor miofascial.

Conceptos del síndrome de dolor miofascial

Aquí se describirán los conceptos del dolor miofascial, el principal signo de este síndrome de dolor miofascial es la existencia de puntos de gatillo miofasciales, siendo este un nódulo palpable, lo que produce una sensibilización aumentada en el musculo afecto. Al existir un punto gatillo, este tendrá ciertas características, entre las que se encuentra la incapacidad funcional para realizar algún movimiento especifico que comprometa la acción muscular, pudiendo presentar un dolor localizado o lo mas frecuente, presentar un dolor referido.

Además de los tratamientos convencionales para tratar los puntos de gatillo, implementaremos técnicas invasivas como la punción seca, para atacar el nódulo de manera directa a través de la fascia superficial o profunda, para así disminuir la irritabilidad y el dolor en el área afectada. 

Clasificación del síndrome de dolor miofascial

La manera en que el síndrome del dolor de fascial se manifiesta puede ser muy variado y se clasifica según la duración del mismo: agudo si aparece de manera repentina o crónico si persistente en el tiempo.

Un síndrome miofascial agudo suele adquirir un carácter local, mientras que el síndrome de dolor miofascial crónico es frecuentemente regional, muchas veces englobando amplias regiones corporales (1).

El dolor crónico ha sido descrito por el Subcomité de Taxonomía de la International Association for the Study of Pain (IASP) como “el dolor que persiste más allá de su tiempo normal de curación” (1). El subcomité escogió el periodo de tres meses como la línea divisoria entre el dolor agudo y el dolor crónico, aunque con propósitos investigadores se prefiere un periodo de 6 meses (1).

Manifestación clínica del síndrome de dolor miofascial

Un aspecto importante a tomar en cuenta cuando hablamos del síndrome de dolor miofascial son los puntos gatillo miofasciales, ya que por medio de ellos es que se da paso a esta patología. El diagnóstico del síndrome de dolor miofascial está basado en la existencia de puntos gatillo miofasciales, los cuales son nódulos palpables e hiperirritables que producen un patrón específico de dolor referido cuando son estimulados (3).

Una característica inherente de los puntos gatillo miofasciales es la de persistir durante largos periodos de tiempo, pasando de latentes a activos y de activos nuevamente a latentes. Estos punto gatillo miofasciales latentes son susceptibles a una reactivación, muchas veces severa ante el menor estímulo o sobrecarga (1). Si son suficientemente importantes, los puntos gatillo miofasciales se mantienen de forma activa y conducen a un cuadro progresivamente más severo y difuso (1).

La resolución de los factores de perpetuación tiene una importancia crítica en la prevención de que una situación aguda, provocando que un punto gatillo miofascial evolucione a un síndrome de dolor miofascial crónico (1).

Punción seca y síndrome de dolor miofascial

La punción seca, es una herramienta utilizada por la fisioterapia que ha demostrado brindar grandes beneficios en el tratamiento del dolor miofascial.

Existen variadas técnicas de punción en el tratamiento de puntos gatillo miofasciales, constituyendo uno de los procedimientos más eficaces  (en especial cuando es combinada con otras técnicas fisioterapéuticas que pueden propiciar un mejor aprovechamiento de sus efectos, ya que se complementa su acción y además, previene su recurrencia (2)).

Por otra parte, la punción seca no ofrece beneficios únicamente desde el punto de vista del tratamiento, sino que también brinda otras ventajas terapéuticas desde el punto de vista del diagnóstico.

Material necesario para la punción seca 

Para poder trabajar en el ambiente mas ideo y de asepsia total, necesitaremos ciertos materiales para realizar la técnica de la punción seca en la diferente patologías o síndromes miofasciales que se nos puedan presentar con nuestros pacientes en la consulta diaria.

Los materiales principales que necesitaremos implementar, serán las agujas para la punción seca, de diverso tamaños, medidas y longitudes, según el musculo en el que vayamos a trabajar. Como tenemos que mantener una limpieza del área en general, utilizaremos desinfectante cutáneo, usaremos gasas y guantes de nitrilo para mantener la higiene a la hora del tratamiento. 

Recuerda al finalizar el tratamiento de la punción seca debes desechar las agujas en un contenedor especial y realizar un vendaje en la zona tratada para protegerla de los agentes externos.

Punción seca y diagnóstico del síndrome de dolor miofascial

Aunque la provocación del dolor referido no es considerada un criterio diagnóstico esencial del síndrome de dolor miofascial, resulta muy valiosa cuando se consigue, ya que permite diferenciar a priori un punto gatillo miofascial activo de uno latente (2).

La reproducción del dolor sintomático del síndrome de dolor miofascial puede conseguirse de distintas maneras. Generalmente se necesitan estímulos que impongan algún tipo de deformación mecánica en un punto gatillo miofascial suficientemente irritable para identificar el problema (2). Para ello pueden emplearse técnicas como los estiramientos, las contracciones musculares y la compresión, sin embargo dichos estímulos no son suficientes para la reproducción del dolor, por lo que la punción seca es una herramienta que nos permite alcanzar este objetivo con mayor facilidad.

La punción del punto gatillo miofascial reproduce el patrón de dolor habitual del paciente, lo cual la convierte en un apoyo diagnóstico (2).

Por otra parte, es importante destacar que la aguja con la que se realiza la punción seca, sirve como una excelente herramienta palpatoria, ya que le permite al terapeuta apreciar los cambios en la firmeza de los tejidos a medida que avanza con la penetración de la aguja. A este fenómeno se le denomina fenómeno “varilla”, por lo que cuando la aguja intenta atravesar el punto gatillo miofascial, el fenómeno “varilla” permite sentir si se ha acertado o se ha errado en el blanco (2).

Respuesta de espasmo local de la punción seca

La respuesta del espasmo local, aunque no es considerado un criterio esencial para el diagnóstico de puntos gatillo miofasciales, constituye un importante criterio confirmatorio de la existencia del punto gatillo miofascial y de que el tejido que la aguja acaba de atravesar el muscular (2). Además, en ciertas ocasiones o localizaciones en donde se encuentran varios músculos superpuestos y al terapeuta se le dificulta discernir cuál es el músculo afectado, la aguja es una herramienta totalmente efectiva para corroborar entre todos, cual es el músculo que presenta la afección.

Efectividad de la punción seca como tratamiento del síndrome de dolor miofascial: evidencia

Una realidad imposible de obviar es que en la actualidad aún existe una importante falta de evidencias que avalen la efectividad de la punción seca en el tratamiento del síndrome del dolor miofascial. Sin embargo existen diversos estudios que defienden y apuestan a la efectividad clínica que brindan las técnicas invasivas como la punción seca.

Punción seca vs infiltración miofascial

Es importante destacar que existe una diferencia entre la punción seca y las técnicas de infiltración miofascial (inyección de anestésico local), a pesar de que estudios clínicos han comprobado o evidenciado que la punción seca muestra una efectividad equivalente cuando se comparan ambas técnicas. Según se desprende de estos estudios, la punción seca es tan eficaz como la infiltración de anestésicos locales en la inactivación y eliminación de los puntos gatillo miofasciales, con la diferencia esencial de que la punción seca da lugar a un mayor y más duradero dolorimiento postratamiento que la infiltración de anestésicos locales (2).

Punción seca en lumbalgia crónica

Por otra parte, otro estudio realizado por un equipo investigador del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud, en España, realizó un trabajo denominado “Efectividad de la punción seca en puntos gatillo miofasciales en la lumbalgia crónica” con el objetivo de evaluar la efectividad del protocolo de tratamiento del dolor lumbar crónico con punción seca y además ayudar a determinar la posible importancia de los puntos gatillo miofasciales en la lumbalgia crónica.

Para la elaboración de este estudio, se utilizaron como muestra 58 personas elegidas aleatoriamente y a la cual se les aplicó punción seca sin introducir ningún tipo de sustancia o analgésico local. Los resultados obtenidos fueron favorables hacia la punción seca, pues con tan solo tres sesiones de tratamiento, ya demostraban una importante mejoría. Los investigadores llegaron a la conclusión de que la punción seca, podría constituir una herramienta útil dentro del abordaje multidisciplinario que se requiere en el manejo del dolor por lumbalgia crónica inespecífica (4).

En FisioCampus, contamos con una serie de cursos presenciales como vía online, acerca de esta maravillosa técnica que sirve como una útil herramienta a los fisioterapeutas, te invitamos a acceder a nuestra página y obtener toda la información que necesitas al respecto, suscribirte a nuestros cursos y formar parte de la comunidad de FisioCampus, que trabaja cada día por formar profesionales de salud íntegros y altamente calificados. 

Punción seca de la musculatura profunda y superficial de la espalda

La musculatura de la espalda, casi siempre se ve afectada cuando existen problemas lumbares, ya sea por estrés de la musculatura, realizar una acción de manera que haya mayor carga en esta zona, o al mantener posturas inadecuadas, ya sea a la hora de trabajar o en el momento de descansar, ya que en su mayoría se presenta la activación de ciertos puntos de gatillo en esta musculatura tanto superficial como profunda. 

Habrá que conocer la anatomía perfectamente para poder realizar un diagnóstico y una localización de los puntos dolorosos en la musculatura de la espalda para así disminuir su umbral del dolor, disminuir las restricciones miofasciales tanto superficiales como profundas, con el objetivo final de restablecer la función mecánica y estructural del cuerpo y su musculatura que se encuentra involucrada.

Referencias Bibliográficas

  1. Dolor miofascial crónico: patofisiología y aproximación terapéutica. Octubre 2004. Revista Elsevier. Universidad de Valencia, España. http://www.elsevier.es/es-revista-archivos-sociedad-espanola-oftalmologia-english-496-pdf-S0211563805734210
  2. Fisioterapia invasiva del síndrome del dolor miofascial. Agosto 2004. Revista Elsevier. España. http://sid.usal.es/articulos/discapacidad/8722/8-2-6/fisioterapia-invasiva-del-sindrome-de-dolor-miofascial.aspx
  3. Estudio comparativo de dos técnicas de infiltración miofascial en puntos gatillo: punción seca e inyección de anestésico local. Hospital General Universitario de Alicante, España. Enero 2006. http://forafis.com/fisioterapia/estudio-comparativo-de-dos-tecnicas-de-infiltracion-miofascial-en-puntos-gatillo-puncion-seca-e-inyeccion-de-anestesico-local/
  4. Efectividad de la punción seca en los puntos gatillo miofasciales en la lumbalgia crónica. Revista Elsevier. Junio 2007. http://www.elsevier.es/es-revista-fisioterapia-146-estadisticas-13111908

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar